Inundaciones en Cádiz y Málaga. Menos mal que está el Consorcio, ¿no? - jjmartin seguros
215
post-template-default,single,single-post,postid-215,single-format-standard,everest-forms-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Inundaciones en Cádiz y Málaga. Menos mal que está el Consorcio, ¿no?

Inundaciones en Cádiz y Málaga. Menos mal que está el Consorcio, ¿no?

Además de un famoso grupo musical y de una marca de conservas muy buena ¿qué es el Consorcio?

Continuando el argumento de mi artículo publicado el 8 de febrero, realmente podríamos definirlo como un perfecto elemento de solidaridad, pero con todo el sentido común que le aporta ser a la vez un instrumento económico definido y regulado.

Su funcionamiento se basa en el mismo origen del seguro como instrumento de seguridad y crecimiento de la civilización, el cual ya viene existiendo desde la noche de los tiempos. Esto es, ante la ocurrencia de los eventos previstos (riesgos), repartir las pérdidas de algunos (siniestros), entre un colectivo de partícipes (asegurados), los cuales, previamente, han contribuido a un fondo de garantía común (prima), todo lo anterior, registrado en un documento (póliza).

En estos días, en los medios de comunicación aparecen los afectados por las inundaciones y realmente es lastimoso ver como las vidas de muchos de ellos se han ido por el sumidero, sus bienes, enseres, sus recuerdos.

Pero si cabe, lo es más escuchar los lamentos y protestas de algunos de ellos: ¿Ahora esto quién lo paga?, ¿El Ayuntamiento?, ¿El Estado?, o quizás ¿El Consorcio?

Quizás sea el momento de diferenciar dos conceptos: El cobro de las ayudas de beneficencia a que se tengan derecho (según la renta de cada cual, por cierto), de la indemnización de pleno derecho correspondiente a la cobertura del Consorcio.

Esta indemnización, se corresponde con la prima que, a través del recibo pagado por el asegurado a la aseguradora, ésta abona al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

Por lo tanto, sólo se tiene derecho a indemnización del Consorcio, previa contratación de seguro de daños, en este caso.

En el mercado hay numerosas ofertas de contratación para pólizas de daños (Hogar, Comercio, Negocios, etc) y a la vez, dentro de las mismas, diferentes modalidades de cobertura de los riesgos extraordinarios. Unas mejores y otras peores, pero sin duda cualquiera de ellas es mejor que rezarle a Santa Bárbara, pero nada más que cuando ya truena.

En relación a la cobertura de los riesgos extraordinarios,  son muy diferentes las condiciones y el tratamiento de unas a otras aseguradoras. Por lo tanto, mi recomendación es que no ponga su patrimonio, su futuro y el de su familia en juego, busque a un profesional experto en seguros, para que le diseñe una estrategia de protección.

Si tiene interés en conocer los detalles de nuestras soluciones aseguradoras, para proteger sus intereses y garantizar su calidad de vida. En todo caso si necesita alguna aclaración o consulta respecto a este asunto u otro relacionado con el sector, quedo a su disposición en web www.jjmartinseguros.es, o en mis Redes Sociales.

 

Juan José Martin Rincón